Dieta Keto y su efectividad

domingo, 22 de noviembre de 2020

Dieta Keto y su efectividad para perder peso

El término que conocemos como “dieta keto” es la adaptación de ketogenic diet, es decir, dieta cetogénica. El nombre hace referencia a que es un modelo de alimentación cuyo objetivo es la creación de cuerpos cetónicos. Estos cuerpos cetónicos son compuestos metabólicos generados en el organismo como respuesta a la falta de reservas de energía.

La cetosis es un estado en el que el cuerpo se ha quedado sin reservas de energía y tiene que recurrir a las grasas para usarlas como combustible inmediato, sobre todo para el funcionamiento de los músculos.

Diferentes tipos de dietas cetogénicas

Existen muchas versiones de dietas cetogénicas, entre las que se incluyen:

  • La dieta cetogénica estándar (DCE): Es un plan de alimentación muy bajo en hidratos de carbono, con una ingesta moderada de proteínas y alto en grasas. Normalmente contiene un 75% de grasas, un 20% de proteínas y solo un 5% de carbohidratos.
  • La dieta cetogénica cíclica (DCC): Este plan implica periodos de recargas más altas en carbohidratos , por ejemplo, 5 días cetogénicos seguidos de 2 días con carbohidratos.
  • La dieta cetogénica adaptada (DCA): Te permite añadir carbohidratos los días de entrenamiento.
  • La dieta cetogénica alta en proteínas: Es similar a una dieta cetogénica estándar, pero incluye más proteínas. Lo normal suele ser un 60% de grasas, un 35% de proteínas y un 5% de carbohidratos.

¿Que debo evitar comer?

Cualquier alimento alto en carbohidratos debería evitarse. A continuación, enumeramos una lista de alimentos que deben reducirse o eliminarse en una dieta keto:

  • Carne: Carne roja, chuletón, jamón, salchichas, bacon, pollo y pavo.
  • Pescado graso: Como el salmón, las truchas, el atún y la caballa.
  • Huevos: Busque huevos ricos en omega 3 y pasteurizados.
  • Mantequilla y crema: De ser posible, busque alimentos que se hayan alimentado de pasto.
  • Queso: Queso no procesado (cheddar, de cabra, cremoso, azul o mozzarella).
  • Nueces y semillas: Almendras, nueces, semillas de lino, semillas de calabaza, semillas de chía, etc.
  • Aceites saludables: Sobre todo, aceite de oliva virgen extra, aceite de coco y aceite de aguacate.
  • Aguacate: Aguacates enteros o guacamole hecho de forma natural.
  • Verduras bajas en carbohidratos: La mayoría de verduras verdes, tomates, cebollas y pimientos, etc.

En Meta Integra estamos comprometidos con tu bienestar. Visita nuestro blog y aprende más de temas relacionados a obesidad, sobrepeso, salud física y emocional.