BANDA GÁSTRICA AJUSTABLE

lunes, 21 de diciembre de 2020

Banda gástrica ajustable para tratar la obesidad

Las operaciones gástricas restrictivas, tales como el procedimiento con banda gástrica ajustable, sirven únicamente para restringir y disminuir la ingesta de alimento y no interfieren con el proceso digestivo normal.

En este procedimiento, se coloca una banda hueca hecha de un material especial alrededor del estómago cerca de su extremo superior, creando una pequeña bolsa y un conducto estrecho dentro de la porción remanente más grande del estómago. Este pequeño conducto retarda el vaciado de los alimentos desde la bolsa y produce una sensación de llenura.

La banda se puede apretar o aflojar con el tiempo para cambiar el tamaño del conducto. Inicialmente, la bolsa contiene alrededor de 28 gramos (1 onza) de alimento y posteriormente se expande de 57 a 85 gr (2 a 3 onzas).

¿Cómo se coloca la banda gástrica?

La banda está conectada a un  pequeño puerto de acceso que se coloca sobre la pared abdominal y por debajo de la grasa subcutánea y la piel. El diámetro interior de la banda se puede ajustar mediante la inyección de solución salina a través de este puerto. Esto se conoce como un AJUSTE. Su cirujano puede realizar ajustes periódicos según la evolución de su pérdida de peso.

La banda gástrica ajustable se realiza por vía laparoscópica, a través de 5 pequeñas incisiones. A través de una de ellas introduce la banda en el interior del abdomen y posteriormente se realiza un túnel por detrás de la parte alta del estómago y se pasa la banda, cerrándola sobre el estómago. Se asegura en su sitio para evitar que se mueva con varios puntos entre estómago y estómago en la parte izquierda de la banda. Posteriormente para finalizar se coloca el puerto sobre el músculo, cerca de uno de los orificios usados para hacer la intervención.

¿Quién es un buen candidato para la banda?

Los requisitos para la banda gástrica ajustable son los mismos que para otras cirugías de pérdida de peso: un índice de masa corporal (IMC) superior a 40 (obesidad mórbida) o un índice de masa corporal de mayor 35  si el paciente padece otras enfermedades asociadas a la obesidad (hipertensión, diabetes, colesterol alto…)

Pero en el caso de la banda gástrica, las personas con un IMC entre 30 y 35 también pueden ser candidatos  si tienen enfermedades relacionadas con la obesidad.

La banda gástrica puede ser  también una opción para las personas en quienes la cirugía de bypass gástrico o gastrectomía vertical (tubular), más invasivas, se consideran demasiado arriesgadas debido a su estado de salud subyacentes.

Ventajas de la banda gástrica ajustable

En comparación con otros tipos de cirugía de pérdida de peso, la banda gástrica ajustable tiene las siguientes ventajas:

  • Reversible
  • Ajustable
  • Menos invasiva
  • Menos tiempo de intervención y hospitalización
  • Se puede realizar de forma ambulatoria
  • No interfiere con la absorción, por lo que las deficiencias de vitaminas y minerales ocurren infrecuentemente.
  • Menor riesgo de síndrome de dumping, que ocurre cuando el contenido del estómago sin digerir pasa al intestino delgado con demasiada rapidez. Se caracteriza por molestias abdominales, malestar general y náuseas.
  • Pérdida de peso lenta y constante